Un deportista en la familia

28/07/2021

Este programa, que vincula la familia y la práctica del deporte, es producto del trabajo y reflexiones desarrollados bajo una mirada restaurativa sobre el deporte. Buscamos generar un espacio para que las familias y los clubes puedan reflexionar y encontrar respuestas a las problemáticas que se plantean. Se trata de vincular la vida de los deportistas en sus familiar y las respuestas desde la formación que reciben en la instituciones deportivas.

¿Qué queremos lograr?

La creación de sinergias entre los procesos formativos en los clubs y en las familias para crear un espacio de reconocimiento mutuo como sistemas de formación. Es decir, se busca establecer vínculos al nivel formativo competencial del joven, y desarrollar modelos y espacios de interacción entre ellos.

Metodología y desarrollo

Trabajamos en la identificación de las competencias, habilidades y valores de quienes practican un deporte. A la vez, se hace foco en cómo se transmiten a nivel de la familia. Apuntamos a la legitimación del rol formador tanto de la familia como del club y trabajamos en los procesos de significación. Esto es para entender el impacto de la familia en la formación del deportista. Se logra con el desarrollo de acuerdos previos y la creación de espacios para la visualización del papel formativo de las familias y los clubes.

Ponemos atención a las interacciones en cada ámbito hacia dentro (entrenador, entrenadora – deportista, padres, madres – hijos e hijas) y entre ellos (club – familia). Para lo cual, desarrollamos espacios de intercambio entre cada sistema, siempre con la referencia puesta en quien practica el deporte.

Con los espacios para el reconocimiento y relaciones de ambos sistemas, continuamos en la identificación de problemas y búsqueda de soluciones. Con sistemas de evaluación temprana para identificar vínculos disruptivos o ausentes, y modelos contradictorios o incoherentes entre ambos ámbitos.